Maqueta queen mary 2


Cargar Mas

El motor de góndola de 4 hélices es una representación maravillosa, y unas calcas para colocar lo que serían las piscinas reales También nos parece interesante recalcar que el modelo es sencillo de montar, lo que, unido a la gran fama del barco, sea un punto de inicio maravilloso para modelistas navales principiantes El Queen Mary 2 dio este título a la Cunard en 2004, y fue el primer transatlántico que se construyó desde el RMS Queen Elizabeth 2 de 1969

Mejores precios en la red de maqueta queen mary 2

Los comedores fueron colocados más hacia proa porque la vibración de las hélices a toda velocidad podría causar molestias a los pasajeros Esta característica también está disponible en el Queen Victoria, y también lo está en el Queen Elizabeth Las piezas más notables son la tapicería Barbara Broekman, una pintura abstracta de un transatlántico, el puente, el nuevo horizonte de Nueva York que se encuentra en el Restaurante Britannia, y el mural de bronce de John McKenna inspirado en el mural de estilo art déco en el restaurante principal del original Queen Mary  Cabe destacar, también, su gran biblioteca, ubicada en la cubierta 8 y que cuenta con una amplia variedad de libros para poder leer mientras disfrutamos de la navegación, en un cómodo, relajado y clásico ambiente La derrota definitiva llegó con la aparición de los grandes reactores, que acabaron de comerse el pastel de los viajes de pasajeros entre continentes Por entonces, la naviera británica ya estaba dentro de la órbita Carnival, que la compró hace 21 años por algo más de 530 millones de euros, salvándola de un más que probable cierre, por no ser viable como naviera independiente

Lo mejor de maqueta queen mary 2

300 tripulantes (el ratio de tripulante por viajero es, junto a los metros cuadrados disponibles, uno de los símbolos de calidad de las navieras) el Queen Mary 2 es, sin duda, un barco de lujo cuya construcción costó al armador casi 900 millones de euros, una cifra récord en su tiempo, cuando fue el primer y verdadero buque transatlántico construido en 35 años y el primero del siglo XXI, como diseño de Stephen Payne, que tardó 35 meses en ser completado000 toneladas de desplazamiento, 13 cubiertas, 345 metros de eslora y que puede desarrollar velocidades de hasta 30 nudos, lo que le permite una puntualidad absoluta en sus travesías Southampton-Nueva York y viceversa, por más que la meteorología no acompañe, pues precisamente el diseño del barco está hecho para soportar las condiciones de un Atlántico norte, que no es siempre tranquilo El diseño interior, que combina dos puentes diferentes de manera muy armónica, está presidido por un tapiz central tras la mesa en la que el capitán invita algunas noches a un grupo de pasajeros, a la antigua usanza de estos barcos de línea Maderas exãticas como la teca, caoba, palo de rosa o mango son usadas, dando como resultado modelos preciosos, decorativos y exclusivos En las mismas imágenes se puede ver la calidad del trabajo de Ralf y su esfuerzo para crear una maqueta más que decente

Deja un comentario