Maqueta galeon san mateo


Cargar Mas

Rodríguez González en su biografía sobre Álvaro de Bazán (Edaf, 2017), los españoles prefirieron no responder al fuego a discreción de los franceses Ni siquiera hizo falta derramar mucha sangre: la flota enemiga se dispersó en mil direcciones en cuanto murió Strozzi y se perdieron los mejores barcos Al contrario, Pimentel rogó al capitán general que le mandase «algún piloto para poder seguir navegando y un buzo para estancar el casco de la nave», lo cual le negaron por ser «ya tarde y los mares muy grandes no pudieron llegar» a nave

Lo mejor de maqueta galeon san mateo

Aunque solo fue posible aprovechar la artillería debido al estado calamitoso del barco, el holandés Pieter van der Does llevó a Leiden una gran flámula del San Mateo para exponerlo a modo de trofeo en la iglesia Pieterschurch, donde permaneció tres siglos Básicamente habia que hacer una limpieza general de polvo (la cubierta no podia verse del polvo acumulado), reparación de la vela cangreja de popa y reparación de varios adornos el casco, teniendo que restaurar parte de ellasMaqueta decorativa del Galeón San Felipe con acabados de una gran calidad realizada en madera, barnizada y completamente montada de forma artesanal Todo lujo de detalles con adornos y trabajos muy significativos en la madera que dejan entrever la virtuosa manualidad de Rebolledo El barco perdido de Lepanto volverá a escribir batallas navales que ahora serán más accesibles para los feligreses y que rescatarán del recuerdo las peripecias de un compañero de Miguel de Cervantes que encomendó su vida a lo divino000 toneladas de arqueo se dirigió con otros 25 galeones, entre ellos el San Mateo, a la conquista del aquel lejano y estratégico archipiélago en medio del mar de la nada

Mejores precios en la red de maqueta galeon san mateo

Así funcionaba Bazán, era un marino magistral, un todoterreno del mar, imprevisible y reflexivo, audaz cuando la acción lo requería, y un excelente planificador en profundidad en aquellas actuaciones donde se jugaba fuerte El maestre Diego Pimentel se negaría a abandonar su barco mientras Medina-Sidonia intentaba un socorro a ultranza para trasladar a la tripulación del San Mateo a otras naves cercanas La heroica resistencia de aquellos casi 400 hombres, se saldaría con la vida de la mayoría de sus tripulantes; se calculan las bajas en torno al 90% que se dice pronto Tras recibir más de trescientos impactos entre la obra viva y la muerta, la nave sería desposeída de su artillería- lo único que se podía aprovechar tras más de veinticuatro horas de combate entre la luz y la oscuridad Sin embargo, dado que en ese momento Francia y España no estaban enfrentados, la presencia de Strozzi en las Azores no era oficial Tras una serie de maniobras por hacerse con el viento a favor, los españoles se prepararon para lanzar una ráfaga artillera Ni siquiera hizo falta derramar mucha sangre: la flota enemiga se dispersó en mil direcciones en cuanto murió Strozzi y se perdieron los mejores barcos Su empeño en hacer las veces únicamente de convoy de transporte condenó al peor de los desenlaces a la Armada Diego Pimentel se negó a abandonar el barco a pesar de los graves daños cuando Medina-Sidonia envió un socorro para que se trasladara la tripulación del San Mateo

Deja un comentario