Maqueta de rodilla con movimiento


Cargar Mas

Esto quiere decir que los dos cóndilos del fémur, o sea, las dos prominencias redondeadas que posee este hueso, ruedan libremente sobre la tibia. No hay ninguna estructura ósea que una estos huesos; se amarran entre sí gracias a los ligamentos. En el caso de la rodilla, se pueden distender los ligamentos cruzados (que están dentro de la articulación), los laterales externos (por la parte de afuera) o los laterales internos.

La mejor oferta en maqueta de rodilla con movimiento

Dispone asimismo de un pequeño hueso, llamado rótula, que se articula con la porción anterior e inferior del fémur. Por otro lado, si no se realiza reposo, la inflamación aumenta y presiona los nervios y las arterias. Los ligamentos que están en el interior de la cápsula articular se llaman intraarticulares o intracapsulares, entre los que se encuentra el ligamento cruzado anterior y el ligamento cruzado posterior. Esta agrupación de músculos se extiende por la parte de “atrás de los muslos” en la franja que sale de la pelvis hasta por debajo de la rodilla. Ese mismo modelo de avión, a otra escala distinta, pudiera ser únicamente a nivel de diseño e imagen corporativo; así, por ejemplo, la compañía Airbus puede presentar a la Lufthansa un modelo en maqueta que se integra perfectamente en su imagen corporativa; un segundo modelo que pone de relieve la aerodinámica y un tercer modelo que resalta lo oportuno de la colocación de los motores y cómo estos pueden continuar rindiendo al 100% a alturas insospechadas gracias a los tanques de oxígeno enriquecido que aportan el diferencial que la atmósfera no puede por los límites de altura; un cuarto modelo a escala real que pone a prueba la presurización de las distintas áreas, y quizás la puesta a prueba del vuelo estratosférico en una sala que imita la presión y la densidad atmosféricas a esas alturas. La contusión simple es la lesión más frecuente de rodilla y puede provocar entre otros síntomas dolor, aumento de tamaño moderado en la articulación y equimosis.

La mejor oferta de maqueta de rodilla con movimiento

Como superficies articulares presenta cóndilos del fémur, superficie rotuliana del fémur, carilla articular de la rótula y meniscos femorales (estructuras cartilaginosas que actúan como cojinetes, amortiguando el choque entre el fémur y la tibia).  El límite de movimiento normal es de 110º; a partir de los 40º de flexión hasta los 150º en total extensión. No sucede lo mismo en las desviaciones patológicas conocidas como genu valgum y genu varum (ver más adelante). En condiciones normales el ligamento cruzado anterior sirve de freno para evitar un movimiento anterior excesivo de la tibia con respecto al fémur. El mecanismo de rotura suele consistir en un impacto directo sobre la parte anterior de la rodilla cuando esta se encuentra en situación de flexión. También tiene 3 componentes de desplazamiento: mediolateral, anteroposterior y compresión-separación, de los cuales solo es trascendente el segundo en un mecanismo combinado con el rodamiento de los cóndilos femorales sobre la tibia, guiado por el ligamento cruzado posterior, que predomina en los primeros grados de flexión y el desplazamiento al final de esta. Surge en el contexto de procesos inflamatorios crónicos, debido a la mayor producción de líquido sinovial, el cual se comunica con el quiste a través de una fístula desde la cápsula articular. Se trata mediante ejercicios de fisioterapia, medidas de rehabilitación, correcciones ortopédicas y tratamiento quirúrgico en los casos graves.

Deja un comentario