Maqueta de maquina compuesta


Cargar Mas

Los propios Bee Gees se produjeron algunos documentales televisivos en los 80, pero nada parecido a The Bee Gees: How can you mend a broken heart, completo y épico recorrido por su trayectoria personal y musical que está disponible en streaming, alquiler y compra digital desde el pasado 14 de diciembre Detrás de este proyecto de alta envergadura, con el presupuesto de una gran película de ficción, encontramos al mismísimo Frank Marshall, productor de las sagas de Indiana Jones, Regreso al futuro y Jason Bourne, entre muchos blockbusters de referencia Si hay que reírse, injustamente, del fenómeno disco, enseguida se recurre a la imagen y las canciones de los hermanos Gibb

Mejores precios en la red de maqueta de maquina compuesta

El documental de Marshall recuerda no solo que la (buena) música disco nunca apestó, sino también que los Bee Gees fueron mucho más que eso Es una historia de creatividad y dotes musicales, de acuerdo, pero sobre todo es una historia personal” De hecho, Hugg Gibb, su padre y mánager, quería que la empresa de Brian Epstein (representante de los cuatro de Liverpool) llevara también a sus hijos Ese mismo año publicaron Bee Gees’ 1st, disco con perlas como New York mining disaster 1941, su primer single de éxito global, o una pequeña balada soul llamada To love somebody, compuesta originalmente para Otis Redding Quienes más peleaban eran Barry y Robin, interesados siempre en llevar la voz principal en tal cual tema Cuando, en 1969, los Bee Gees decidieron darse un paréntesis, Robin descubrió que igual el individualismo era mala idea: el documental recuerda el caos que se armó en el festival neozelandés de Redwood cuando el público descubrió que tocaba solo Robin y no los Bee Gees

Mejores precios en la red de maqueta de maquina compuesta

Es el primer disco con el falsete de Barry y los teclados de Blue Weaver, el hombre que tanto les ayudó en el clásico How deep is your love Luego llegó el salto al disco con You should be dancing, en la que, como dice Justin Timberlake en el documental, “sus voces juntas suenan como trompetas” Sobre la primera aprendemos en la película cómo se creó el bucle de batería que sostenía la pieza: la cinta medía seis metros y recorría toda la sala de control del estudio En cuanto [los productores musicales] Karl Richardson y Albhy Galu-ten me lo contaron, supe que debíamos recrearlo” “Haciendo la película descubrí que lo que más disfrutaban del proceso, más incluso que interpretar, era componer El fenómeno disco fue una extrapolación mainstream de aquellas pioneras noches en The Gallery (su cofundador, el dj Nicky Siano, habla en el documental); una asimilación comercial de una revolución Uno de los mayores enemigos del asunto disco fue el provocador locutor radiofónico Steve Dahl, impulsor de una polémica promoción de los White Sox en 1979: si ibas al estadio Comiskey Park con un disco de música disco, podrías entrar al partido contra los Detroit Tigers por solo 98 céntimos y contribuir a una gran pira de música disco Lo que se vio aquella noche (y se vieron escenas de auténti-ca destrucción tras hacer saltar todos los vinilos por los aires) tuvo mucho de peligrosa bacanal homófoba y racista

Deja un comentario