Maqueta de las carabelas de cristobal colon


Cargar Mas

Y con cero éxito, el mismo que encontró aquí al principio, ya que, cuando tenía medio convencida a la monarca, se le ocurrió pedirle que le hiciera gobernador, almirante y virrey de todo lo que conquistase, aparte del 10% de las riquezas con las que se topara. Para cocinar, comer y beber, había numerosos útiles: 5 grandes ollas y 5 calderas de cobre, 2 hornos, 40 carretadas de leña, 200 escudillas, 417 pipas de vino y agua. Las reproducciones a escala 1,50 de La Pinta, La Niña y La Santa María son obra de Volker Reinle-Carayon, quien realiza un préstamo indefinido al Ayuntamiento para enriquecer la colección del Museo.

La mejor oferta en maqueta de las carabelas de cristobal colon

Esta maravillosa maqueta Carabela Santa María a escala 1/65 replica cada palo, tela y detalle de esta mítica carabela española. Incluso si eres cuidadoso, puedes llegar a quedarte sin material y es difícil encontrar algún reemplazo. En su interior se pueden conocer cómo eran los espacios de estas naves que cruzaron el Atlántico en busca de las Indias, desde el puente hasta las bodegas o los camarotes. Son los ayuntamientos y las organizaciones culturales de cada una de las ciudades que visitaremos las que patrocinarán la travesía, aseguró Yáñez. Estaban a bordo de las naves 90 marineros que capitaneaban los hermanos Pinzón, Cristóbal Quintero, Pedro de Velasco y el propio Colón. Existen recetas de pescados y mariscos de los cinco continentes, reseñas de los mejores chiringuitos junto al mar, incluso descripciones del sabor y formas de cultivo del plancton marino, un ingrediente gourmet.

La mejor oferta en maqueta de las carabelas de cristobal colon

Con la carga y parte de la madera de la nave se construyó el Fuerte Navidad, el primer asentamiento europeo en América. “Todavía no sabemos lo suficiente para confirmar que se trata del barco de Colón, pero sabemos lo suficiente para afirmar que es posible y plausible. Fue la más rápida de las 3 y fue desde la que Rodrigo de Triana avistó tierra el 12 de octubre de 1492. El 1 de marzo de 1493 atracaba en el puerto pontevedrés de Baiona, comandada por Martín Alonso Pinzón, que lo que hizo que dar las nuevas buenas noticias y enseñando los productos que encontró en estas tierras. Allí fue recibido Colón a la vuelta de su segundo viaje y allí se instaló la conocida como Sala de Audiencias, que está presidida por un gran cuadro de la Virgen de los Mareantes o Navegantes que cobija con su manto a diferentes personajes del descubrimiento y conquista de las Américas, como Cristóbal Colón, Américo Vespucio, Juan de la Cosa etc. Podemos ver documentos de la época e instrumentos de navegación, que nos ayudarán a explicar a los niños todo lo referente a esta importante época de la historia. Para evitar sentir el sabor de los productos en descomposición, los marineros aliñaban el guiso con abundante ajo y pimientos. Los españoles se alegraron no poco y les dieron baratijas, pues Colon había leído en su libro que a aquellas gentes les gustaban mucho las baratijas».

Deja un comentario