Maqueta catedral de santiago de compostela


Cargar Mas

La construcción fue promovida por el obispo Diego de Peláez hacia el año 1077 y se paralizó en 1088. Ocurrió, por ejemplo, la pasada primavera, cuando Dagenais recibió a Francisco Prado-Vilar, del Real Colegio Complutense en Harvard y coordinador del comité científico del «Programa Catedral» financiado por la Fundación Barrié. Un privilegio concedido en 1122 por el papa Calixto II declaró que serían «Año Santo» o «Año Jubilar» en Compostela todos los años en que el día 25 de julio, día de Santiago, coincidieran en domingo; este privilegio fue confirmado por el papa Alejandro III en su bula Regis aeterni en 1179.

Mejores precios en la red de maqueta catedral de santiago de compostela

[38]? Diego Gelmírez, nombrado obispo en 1100 y primer arzobispo de Compostela en 1120, fue la figura más importante en la tarea de impulsar la actividad constructora en Santiago. En el año 1140 ya se habían cubierto seis tramos de las naves, y el maestro Mateo se hizo cargo de la dirección de obras en 1168 cuando inició el pórtico de la Gloria y, aunque continuaron las obras hasta buena parte del siglo XIII, se consagró definitivamente la catedral el año 1211. Fue una de las siete puertas menores y estuvo dedicada a san Pelayo (cuyo monasterio está justo enfrente). Estos viajes tuvieron como consecuencia que se produjeran importantes daños en el conjunto de la sillería, por lo cual en el año 2002 se decidió proceder a su restauración y su montaje nuevamente en el Monasterio de San Martín Pinario. El retablo barroco fue diseñado por Fernando Casas Novoa y construido por Francisco de Moas en 1731, y en él se pueden ver las imágenes de la Virgen de la Azucena y de los santos Pedro, José, Judas Tadeo y Rita de Casia. Una bóveda estrellada cubre todo el espacio, y en ella los nervios dibujan ricas formas similares a las de las crujías del inmediato claustro al que se abre.

La mejor oferta en maqueta catedral de santiago de compostela

La “aspersión” o derramamiento de agua bendita sobre el neófito ha sido la parte principal de este rito desde la antigüedad, para el cual se utilizaron espacios adecuados al efecto desde los primeros tiempos del cristianismo: el baptisterio. Sirve además de comunicación, mediante otra puerta, con el claustro y, hoy, también con el edificio del Tesoro levantado por Rodrigo Gil en la plaza de las Platerías. Es de estilo gótico-renacentista de la escuela castellana y se corona con una balaustrada calada con pináculos.

Deja un comentario