Fiat multipla maqueta


Cargar Mas

Además, si se utilizan seis plazas en cualquiera de esos monovolúmenes, queda un maletero menos aprovechable que el del Multipla. Pero tampoco es necesario insultar: el particular diseño que lucía exteriormente pronto atrajo hacia sí multitud de miradas que incluso le llevaron a estar presente en una exposición del MoMA en Nueva York. A nivel dinámico resultaba sorprendentemente ágil y entre su gama de motores contó siempre con una versión de gasolina de 1,6 litros y 103 CV ofrecida junto a otra diésel que en un principio contó con 110 para después terminar pasando a los 116.

La mejor oferta en fiat multipla maqueta

¿Adivinas qué ocurrió cuando el Fiat Multipla terminó su vida en Europa? Que el mismo carrocero se lió la manta a la cabeza, cambió su nombre por ‘Langyue’ y empezó a producirlo empleando una mayor parte de piezas locales con el objetivo de perpetuar sus días. Aun así, en aceleración está más cerca de un Ford Focus C-Max de 109 CV (lo supera por poco) que de un Renault Scénic de 120 CV. El suelo es plano detrás de los asientos, no hay escalón alguno al abatirlos, por lo que la carga y descarga de objetos pesados y voluminosos es una tarea realmente sencilla. Siendo un gran aporte para el Fiat 600 la modificación que Abarth realizó en su caja de velocidades, a la que incorporó la muy apreciada 5° velocidad. El nuevo Fiat Multipla no solo compartía el nombre, sino que además también contaba de nuevo con seis asientos, en la nueva versión en disposición tres más tres. El cuadro de instrumentos, totalmente nuevo y mucho más moderno, moldeado en plástico, que acompañará al resto de la producción del 600 hasta su fin en 1982.

Mejores precios de fiat multipla maqueta

Las llantas fueron reemplazadas por otras cuyo diseño tal vez sea el más recordado de todos y que han trascendido, incluso, hacia otros modelos de la marca en Argentina: las llantas potenciado, donde la característica principal es la eliminación total de los clásicos tapacubos y adoptando, en cambio, unos pequeños tapones plásticos centrales que sólo cubren los bujes de las ruedas. La decadencia del Fiat 600 sobrevino abruptamente a finales de la década de los 70´s cuando fueron desplazados por vehículos similares de mayor cilindrada, mejor sistema de refrigeración y más modernos, de origen asiático. Durante la década 80 y fines de los 90, este vehículo se usó durante el concurso ¿Cuántos caben en un Fiat 600?, en los programas Sábados Gigantes de Canal 13 (principalmente durante las temporadas de verano) y Extra Jóvenes de Canal 11 RTU (actual Chilevisión). Los inicios del Fiat 600 en las competencias en Chile, se remontan a 1969, cuando los hermanos Juan Manuel y Santiago Bengolea trajeron desde Italia un modelo Fiat 600 Abarth para la categoría 0-1., teniendo como principal rival al Mini Cooper, tiempo después, los Fiat 600 participaron en la categoría Turismo 0-850 c. El flujo refrigerante del coche tenía fácil acceso, gracias a un sistema de entradas laterales de aire, ubicadas por encima del guardabarros trasero. Otros detalles mecánicos presentados por el ZAZ incluían el uso de barras de torsión en la suspensión delantera y frenos de tambor en las cuatro ruedas. A lo largo de su producción, el Zaporozhets utilizó las nomenclaturas 965 (1960–1969) y 966 (1967–1973). Este concurso ha sido imitado con el tiempo en universidades e instituciones, durante las celebraciones como Semana Mechona o Aniversarios.

Deja un comentario